HABLÓ LA VIUDA DE CHECHO: "ES ILÓGICO QUE HABLEN DE DERECHOS CUANDO LOS USURPADORES SON ELLOS Y VIVIERON 30 AÑOS EN UN LUGAR QUE NO DEBÍAN”

A casi tres meses de los crímenes frente al predio de la Cruz Gil donde perdieran la vida Minto Y Checho Canteros (padre e hijo) cuando un grupo de personas interrumpieron en su propiedad privada y les asestaron más de veinte puñaladas, volvió a hablar la viuda de Checho y madre de sus dos hijos.

En declaraciones afirmó: “

La justicia está muy lenta y el proceso que esperábamos no se da. A casi tres meses ni siquiera hay un informe del cruce de llamadas”

“Está muy encubierto el tema, judicial y políticamente”

 

Con respecto a la situación que hoy se vive con algunos puesteros, quienes afirman que no saldrán de la banquina del predio y apuntan contra Juan Insaurralde (delegado de los puesteros) Yesica comentó:

“Hasta el día me aguanté muchas cosas que escuché, pero es hora de hablar porque no podemos seguir callando”

“A los puesteros les ofrecen un lugar seguro dentro del predio, a la mayoría le dieron casas y a mí que me mataron dos familiares nadie me da ni siquiera una respuesta”

“La Cruz Gil se había convertido en una villa donde, de noche, la gente no paraba”

“Los usurpadores de la banquina son unos delincuentes que están ocupando terreno que no les corresponde. Por culpa de eso, dos personas fueron mascaradas delante de su familia, Nidia (madre de Checho y esposa de Minto) vio como acuchillaban una y otra vez a su hijo y a su marido. Es ilógico que hablen de derechos cuando los usurpadores son ellos y vivieron 30 años en un lugar que no debían”

En cuanto a la situación de los puesteros que no quieren ir a la carpa que se les está armando en el interior del predio para que realicen sus actividades comerciales, Yesica Rodríguez aseguró que no quieren hacerlo porque no quieren ser parte del montón, que el ego los enceguece y se sienten con derechos que no les corresponden.

“Es increíble que yo me tenga que cuidar para hablar para que no digan que estoy metida en política”

“No tengo odio, pero si mucho dolor. Me enloquece extrañarlo porque Checho era mi vida”

Ante la pregunta de cómo pasa sus días con sus hijos luego de la tragedia, afirmó que el más grande es muy compañero y es el que está atento a ella aun siendo tan chico. pero que además tiene un sostén familiar muy grande que los contiene todo el tiempo.

“Hace unos días fui hasta mi casa y al ver que una parte del predio está limpio me dio alegría porque de alguna manera sentí que Checho era parte de eso”.

“Jamás me van a ver tirada ni vencida; voy a seguir porque estoy segura que a Checho no le hubiera gustado verme mal”.

Comentarios

Comentar artículo