MUJER SUFRIÓ SAQUEO DEL NEGOCIO QUE HABÍA INICIADO EN PANDEMIA

Un local de venta de productos de limpieza del capitalino barrio 9 de Julio fue desvalijado por una banda de ladrones.

El negocio abrió sus puertas durante la cuarentena, cuando la propietaria perdió su puesto de trabajo. Ahora, la mujer dijo que "debe volver a empezar de cero".

El robo se produjo el viernes y desde ese día el comercio quedó sin atención al cliente debido a la falta de stock. Casi la totalidad de las mercaderías fueron sustraídas por al menos tres maleantes.

Los malhechores acarrearon a pie los productos en al menos tres idas y vuelta. Parte de sus movimientos quedaron grabados en cámaras de seguridad.

De acuerdo a información brindada a diario época, el ilícito sucedió aquel día a la madrugada en calle Sussini, entre avenida Cartagena y Palermo.

Varios baldes de plástico; numerosos bultos con rollos de papel de cocina y de papel higiénico; potes de shampoo; algunas palanganas; bidones de 20 litros cada uno con diversos productos de limpieza (desodorante de piso, lavandina, entre otros); dos cajones de plástico con envases de vidrio y otros artículos del rubro, son parte de lo que consiguieron robar.

epc301121-013f02.jpg

A todo eso, se suma un monto de dinero que estaba en una caja y correspondía a lo recaudado de las últimas ventas.

"Ese día, cuando llegué al negocio, me encontré con todos los estantes vacíos. Para entrar, rompieron el candado de la puerta de rejas", dijo Daiana en diálogo con este medio.

Tras asentar la correspondiente denuncia en la comisaría seccional Octava, comenzaron las indagaciones de forma particular en los alrededores.

De esta manera, obtuvieron imágenes de algunas cámaras de seguridad colocadas en viviendas cercanas al comercio. En ellas, pudieron constatar que al delito lo cometieron tres hombres que se movilizaban a pie.

Uno de ellos cubría en forma parcial su rostro con el uso de una gorra y un cómplice utilizaba barbijo.

Desde la noche y hasta el amanecer, cruzaron en repetidas ocasiones por delante de los dispositivos de filmación.

Fue un "robo hormiga", en el que se llevaban las mercaderías a cuestas, caminando en medio de la calle.

Por el poco tiempo que tardaban en regresar, se presume que ocultaron las cosas en un sitio cercano.

Hasta ayer no había detenidos en el caso.

Daiana es madre de dos menores. En plena pandemia se había quedado sin trabajo y con acompañamiento familiar realizó la apertura de su comercio.

"Hay que seguir", dijo.

Comentarios

Comentar artículo